reunificacion de deudas hipoteca

En ocasiones es fácil gastar más de la cuenta y verse superado por las deudas. Incluso si tenemos un presupuesto, es posible que al hacer balance del gasto nos demos cuenta de que nos hemos pasado con la tarjeta de crédito. Reunificar todas las deudas en una sola puede reducir bastante la cuota mensual pero también tiene sus inconvenientes.

¿Que es la reunificación de deudas?

La reunificación de deudas se basa en aunar la deuda hipotecaria pendiente de una persona con todas sus demás deudas, como las del préstamo de un coche o de las tarjetas de crédito, con lo que se forma una gran hipoteca que las engloba a todas. En nuestra opinión, la reunificación de la deuda debería ser la última opción a la que recurrir. Recomendamos que antes de tomar esta decisión se intente resolver los problemas crediticios con nuestra entidad financiera, y en caso de no resultar viable esta opción, siempre podremos acudir a la presente figura.

Ventajas e inconvenientes de la reunificación de deudas

La principal ventaja  de la reunificación de deudas es la reducción de la obligación de pago que hay que afrontar al mes. Se unifica todas vuestras obligaciones crediticias en una sola, pidiendo un préstamo o hipoteca para cubrir el conjunto de vuestras obligaciones crediticias. De este modo, la cuota mensual a pagar se reduce bastante.

En cuanto a los inconvenientes,nos encontramos con que se aumenta el número de plazos para satisfacer el pago completo, aumentando así la cuantía de dinero dirigida a pagar intereses. También que la cantidad final a desembolsar aumenta, ya no solo por el aumento de los intereses, sino también porque el reestructurar la deuda tiene unos costes asociados. Estos costes se derivan de la cancelación de créditos y/o de la modificación o cancelación de la hipoteca para abrir otra.

¿Qué se necesita para pedirla?

El requisito imprescindible para conseguirla es que una de las deudas pendientes sea una hipoteca. En cuanto a la documentación necesaria, algunas empresas que sólo os pedirán, de entrada, el DNI y la escritura de vuestra vivienda, pero, generalmente, la documentación solicitada por las empresas de reunificación de deuda variará en función de la empresa elegida y de vuestro régimen laboral. Normalmente será:

Asalariados: contrato de trabajo, tres últimas nóminas y declaración de la Renta o IRPF año anterior
Autónomos: declaración de la renta de los dos últimos años, IVA año anterior y trimestres año en curso y los tres últimos recibos de autónomos.
Pensionistas: certificado Seguridad Social justificando ingresos y declaración de la renta del último año (si la hacen).

En todos los casos, independientemente de vuestro régimen laboral se os pedirá:

– DNI de todos los titulares de la deuda.
– Últimos recibos pagados de cada uno de los préstamos que se tengan (hipotecas, préstamos personales, tarjetas.).
– Autos judiciales en caso de embargo, cartas de abogados reclamándoles algún préstamo, cartas de algún fichero de morosidad (si es que existen).
– Escrituras de las propiedades o nota simple del registro.
– Última tasación de la vivienda (si la tienen).

Cuando se haya enviado toda la documentación (ya sea por fax, email o mensajero), la empresa se pondrá en contacto con vosotros  y os informará del resultado del estudio que han realizado. Normalmente, lo que hacen es sondear diversas fuentes de financiación hasta conseguir las condiciones más ventajosas posibles, teniendo en cuenta los inconvenientes antes mencionados obviamente.

© 2014 (c) BOTELLA Y ASOCIADOS | TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
Sitemap

C/ Josep Joaquin Landerer,10 03202 Elche - 965 43 19 67 - Avenida Juan Sanchis Candela, 24, 7º, 7-G, 03015 Alicante - 965 43 19 67

SIGUENOS EN: